¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
recetas de zoodles
Tendencias.

5 recetas de zoodles para hacer en casa los espaguetis más healthy

Gastronosfera 06/05/2020

Si has oído hablar de estos famosos espaguetis de verduras pero todavía no te has animado a probarlos, este es el momento de que esto cambie. Te proponemos 5 recetas de zoodles que te ayudarán a comer más verduras. ¿Preparado?

Es imposible no haberlos visto: si has visitado los últimos meses Pinterest, Instagram o Tik Tok, entre tostadas con aguacate y cafés dalgona habrás visto que la sensación del año son los zoodles. ¿Los qué? Sí, hombre, esos finos espaguetis de verdura que prometen ser ligeros, bajos en calorías y carbohidratos, rapidísimos de preparar, y que además nos ayudan a incorporar más verdura a nuestra dieta diaria.

Su nombre proviene de la fusión entre las palabras zuchinni (calabacín en italiano) y noodles (fideos en inglés), que podríamos traducir como fideos o espaguetis de calabacín, pero también podemos prepararlos a partir de muchas otras verduras, y de algunas frutas.

Para prepararlos en casa pueden encontrarse espiralizadores –es decir, aparatos que convierten a la verdura base en finas tiras similares a la pasta– por menos de 10 €, en tiendas especializadas o en internet.

Existen dos modelos básicos del trasto: uno que parece un cruce entre una picadora de carne y una guillotina, que además de espiralizar también corta la verdura en finas cintas y ralla, y otro, más sencillo y menos voluminoso, que no es más que una doble máquina de hacer punta como las que utilizábamos en el colegio para afilar los lápices.

Tipos de espiralizadores

El primero cuenta con las ventajas de ser más versátil, de necesitar menos fuerza para usarlo, y que no hay que preocuparse tanto por cortar los ingredientes de modo que quepan en el afilador, por lo que también se aprovechan mejor. El segundo es más barato y bastante más pequeño y manejable. Lo que perdemos en versatilidad lo podemos compensar, aunque sea parcialmente, agenciándonos un pelador de verduras de esos que tienen una hoja metálica o cerámica que bascula para sacar lascas. ¿Tenemos ya pues el equipo necesario? Pues comencemos.

¿Qué podemos espiralizar?

Los candidatos mejor situados son, naturalmente, los calabacines, pero las zanahorias y los tubérculos en general son buenos ingredientes para los platos espiralizados, porque suelen ser duros y secos, lo que hace que no se conviertan en puré al rallarlos o cortarlos.

Tallarines de verduras

¿Cómo debemos tratar las verduras?

Con cariño, por supuesto. Aquí esto se traduce en que tenemos que lavarlas, pelarlas –cuando toque– y secarlas para no correr el riesgo de que nos resbalen en el espiralizador y este se atasque. Como hemos dicho, en el caso de que su forma no se ajuste muy bien al tamaño de nuestro espiralizador, las cortaremos en cubos o cilindros más o menos regulares. Si no queremos comerlas crudas, una vez espiralizadas, un hervor de apenas un minuto, y un rápido paso por agua fría para frenar la cocción son más que suficientes.

Recetas de zoodles muy fáciles de hacer

Fideos de zanahoria con jengibre

Fideos de zanahoria con jengibre

Receta del blog: La Vida Lúcida.

Ingredientes: 

Para los fideos de zanahoria: 5 zanahorias grandes, peladas y cortadas en espiral, 1/3 taza de anacardos tostados y 2 cucharadas de cilantro fresco, picado finamente.

Para la salsa de jengibre, lima y maní o anacardos: 2 cucharadas de mantequilla de maní cremosa, 4 cucharadas de leche de coco, 2 cucharadas de aminos líquidos, una pizca de pimienta de cayena, 2 dientes de ajo, finamente picado, 1 cucharada de jengibre fresco, pelado y rallado, 1 cucharada de jugo de naranja, limón o lima y sal al gusto.

Preparación:

Para la salsa de jengibre, lima y maní o anacardos: Combinados todos los ingredientes en un tazón pequeño y mezclamos hasta que esté suave y cremosa.

Para los fideos de zanahoria: Lavamos bien las zanahorias, las pelamos y las secamos ligeramente. Con el espiralizador hacemos los fideos con todas las zanahorias. Colocamos todos los fideos de zanahoria en un tazón grande. Vertemos la salsa de jengibre, lima y maní sobre los fideos y mezclamos suavemente todo muy bien. Servimos con los anacardos tostados y el cilantro fresco picado.

Pasta de pepino con camarones al ajillo

Pasta de pepino con camarones al ajillo

Receta del blog: Mommys Home Cooking

Ingredientes: 

1 pepino, 1/2 taza de aceite de oliva, 6-8 dientes de ajo, pelados y finamente picados, 1 libra de camarones, pelados y limpios, 1/4 de taza de vino blanco, 1/4 taza de perejil, finamente picado, sal y pimienta al gusto.

Preparación:

Cortamos el pepino con el espiralizador. Calentamos el aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio. Agregamos el ajo y sofreímos durante 2 minutos, revolviendo constantemente para evitar que se queme. Añadimos los camarones y sazonamos con sal y pimienta al gusto. Cocinamos por un lado hasta que se vuelvan de color rosa. Añadimos el vino y el perejil, y volteamos los camarones, cocinamos hasta que se vuelvan de color rosa y el vino se reduzca; unos 2 minutos más. Agregamos los pepinos y mezclamos todo antes de servir.

Fideos de calabaza y chipotle

Fideos de calabaza t chipotle

Receta del blog: Animal Gourmet

Ingredientes: 

1/2 taza de almendras, 1/4 taza de leche de almendras, 1 lata de chiles chipotles, 1 diente de ajo, 3/4 taza de agua, 1/2 taza de tomate triturado, 1 cucharada de jugo de limón fresco, 1 calabaza pequeña y 1 cucharada de cilantro picado.

Preparación:

Colocamos las almendras, la leche de almendras, el agua, el chipotle, el diente de ajo, el tomate y el jugo de limón en una licuadora y trituramos hasta que quede una consistencia homogénea. Condimentamos con sal y pimienta. Vertemos la salsa chipotle sobre los fideos de calabaza y servimos con cilantro picado por encima.

Ensalada de fideos de remolacha con menta y queso

Ensalada de fideos de remolacha con menta y queso

Receta del blog: Coconut and Berries

Ingredientes: 

2 remolachas medianas peladas, 100 g de queso de fresco y 10 g de menta picada. Para la vinagreta: 1 cucharadita de jarabe de arce, 2 cucharaditas de mostaza Dijon, 2 cucharadas de aceite de oliva, 2 cucharadas de vinagre de manzana, sal y pimienta.

Preparación:

Espiralizamos la remolacha y picamos la menta. Batimos los ingredientes para la vinagreta y mezclamos bien con la remolacha y la menta en un tazón grande. Ponemos todos los ingredientes en una fuente y añadimos el queso fresco por encima.

Pasta de calabacín con albahaca, almendras y queso parmesano

 

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.