¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Buscador de Restaurantes

Marinera.   Mirador Badia.
Plaza Gonzalez Isla, s / n, L'Ampolla.(Tarragona)

Mirador Badia, mejillones y ostras mientras navegamos por el Delta del Ebro

Carina Filella 30/07/2021

Los hermanos Rubén y Xavi Cabrera conocen bien el Delta del Ebro y los peces y mariscos que esconden sus aguas. Ellos y su familia llevan toda la vida dedicados a la acuicultura y la pesca y desde el año 2012 han querido compartir con todos nosotros esta riqueza. Mirador Badia es un proyecto que nace de un amor doble: por su profesión y por el parque natural del Delta del Ebro, un impresionante paraíso natural esculpido por el río y por el mar. Compartir es un acto de generosidad y con Mirador Bahía los hermanos Cabrera nos proponen embarcar en una de sus lanchas y vivir diversas experiencias que nos permitirán conocer la desembocadura del río (el parque natural del Delta es uno de los más importantes de Europa) y también degustar ostras y mejillones que ellos mismos crían a sus mejilloneras. Y si queremos más, también podremos disfrutar de un buen arroz, elaborado siempre con productos kilómetro cero. El Mirador Badia es una instalación singular, situada en medio de la bahía del Fangar, que es uno de los lugares más bonitos del Delta.

Mirador Badia

El viaje comienza en el puerto de L'Ampolla (Tarragona) a las doce de la mañana y dura hasta aproximadamente las dos y media de la tarde, cuando el barco nos devuelve a tierra. Los hermanos Cabrera tienen tres lanchas (con capacidad para 12, 24 y 32 personas). «Son lanchas rápidas, anti-mareo y equipadas con última tecnología», apunta Rubén Cabrera. Mientras navegamos, los guías (que son miembros de la misma familia u otros guías homologados de su confianza) nos irán contando las historias, los detalles geográficos y las anécdotas que se esconden en cada rincón de la bahía del Fangar y de sus acantilados, mientras contemplamos de cerca la flora y la fauna del entorno.

Una de las paradas del viaje nos llevará hasta las mejilloneras: «enseñamos como criamos el mejillón, que es de cultivo propio», puntualiza Cabrera. Podremos descubrir cómo se crían estos moluscos y luego los podremos degustar en Mirador Badia, la singular estructura hecha mayoritariamente de madera que los hermanos Cabrera tienen instalada en medio de la Bahía del Fangar. Aquí disponen de un pequeño museo con fotografías, productos del Delta y utensilios de pesca actuales y antiguos que nos descubren más detalles del arte de la acuicultura y la pesca. Y es en estas instalaciones de Mirador Badia donde podremos degustar ostras y mejillones criados por la misma familia Cabrera, con unos sabores particulares que les da su origen: la simbiosis de río y mar, que los hace un producto apreciado internacionalmente. Si lo deseamos, también nos podemos quedar a comer un arroz típico de la zona: «todo kilómetro cero, como no podía ser de otra manera», destaca Rubén Cabrera.

Ostras Mirador Badia

La gastronomía de Mirador Badia sólo tiene un nombre: es el producto del Delta, el mejor producto y el más genuino, sin otros artificios que unos moluscos o unos arroces que sólo se pueden hacer en este entorno y con el amor de quien conoce bien el sector de la pesca y la acuicultura. «Somos una pequeña empresa de tradición pesquera y tenemos mejilloneras des de toda la vida. Obtuvimos la licencia de pesca-turismo y de turismo pesquero acuícola. Ahora ya hace años que compaginamos el trabajo en las hombreras con esta iniciativa », explica Rubén Cabrera.

También ofrecen otros packs que unen gastronomía y turismo, de mayor duración y en otros horarios. Embarcamos siempre desde el puerto de L'Ampolla, pero la ruta varía en función de si elegimos una u otra experiencia. Una, por ejemplo, dura hasta las 17.30 horas; y otras rutas ofrecen la posibilidad de hacer un baño; de quedarnos a pasar el día a Mirador Badia o bien disfrutar de la puesta del sol desde este paraíso de agua. Aunque es con el buen tiempo cuando Mirador Badia tiene más actividad, la experiencia no tiene fechas rojas: «es una propuesta muy de temporada pero si nos hacen una reserva con un mínimo de gente abrimos todo el año», destaca Cabrera.

Mirador Badia escapa de la definición estricta de restaurante. Es toda una experiencia, casi vital, que nos transporta a bordo de una lancha por un paraíso natural tan singular como impresionante y que nos permite saborear unos productos impregnados de río y de mar. La simbiosis perfecta.

Galeria

Otras sugerencias

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.