¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Buscador de Restaurantes

Creativa.   Meigas Fóra.
Conde de San Román, 4, Pontevedra. Tel: 986 85 72 79

Meigas Fóra: cocina actualizada y sin gluten en el corazón de Pontevedra

Jorge Guitián 21/05/2021
El casco histórico de Pontevedra es uno de los mejor conservados y con un mayor encanto del noroeste. Es aquí donde el restaurante Meigas Fóra pone la dosis necesaria de actualización y lo hace con una carta de platos y tapas sin gluten que lo han consolidado como un lugar que conviene tener en cuenta.

Pocos cascos históricos hay en Galicia tan bien conservados y por los que apetezca tanto pasear sin prisas como el de Pontevedra. La ciudad, premiada por la ONU en 2019 por su calidad de vida, tiene en la parte vieja peatonalizada una de sus zonas con más encanto y, al mismo tiempo, es uno de los puntos calientes de su hostelería. Es aquí, precisamente, en el corazón de la ciudad, donde Marta García abría, hace ya unos años un rincón personal, Meigas Fóra, con una marcada personalidad y puertas a la Praza da Ferrería, ese lugar de paso y de encuentro animado a cualquier hora del día.

Meigas Fóra nacía entonces como una necesidad por parte de Marta por dar rienda suelta a su creatividad. Procedente de otro sector y sin experiencia en el ámbito de la cocina, decidió desde el primer momento ponerse al frente del negocio y apostar por un modelo diferente, por una carta de personalidad marcada y, al mismo tiempo, cubrir lo que ella entendía como una necesidad en el panorama hostelero de la ciudad.

Porque Meigas Fóra no es solo un lugar donde comer bien. Es un lugar donde comer bien que cuenta con una carta sin gluten, en la que existen también propuestas sin lactosa y en la que los vegetales tienen un papel destacado. Una propuesta gastronómica, en definitiva, que se adelantaba a tendencias hoy asentadas pero que por entonces resultaban excepcionales; un local que supo escuchar las demandas de un sector significativo del público potencial y que fue capaz de hacerlo desde la calidad y la innovación.

Interior

Esos -calidad e innovación- son, precisamente, dos de los mimbres fundamentales en los que se basa el negocio. Desde el primer momento, Marta apostó por la la dignificación del oficio, por un equipo profesional y formado, por el asociacionismo y por buscar el vínculo con un sector cultural muy vivo en la ciudad. Meigas Fóra nacía con voluntad de incrementar la calidad y de relacionarse, de no ser una isla, para mejorar.

Así ha llegado a la actualidad, con un equipo y una carta consolidados, con una oferta diferenciada que le ha ganado un espacio propio dentro de un panorama como el del tapeo en el casco histórico de la ciudad, tan rico y diverso.

¿Cuáles son las claves? La intención de diferenciarse, tan viva como el primer día, una combinación inteligente de cocina tradicional y propuestas creativas, mezcladas al 50%, capaz de atraer tanto a un público de corte más tradicional como a aquel otro que busque nuevas propuestas. Meigas Fóra ha tenido la inteligencia de diseñar una oferta capaz de atraer a unos y a otros, algo que se traslada también al ambiente del local, en el que vecinos y visitantes, locales y extranjeros, comparten una atmósfera siempre animada.

Las propuestas gastronómicas

Entrando en detalle en la carta nos encontramos con una propuesta ecléctica y en la que la imaginación manda. Hay, por supuesto, guiños a la tradición, clásicos que están en la línea de la oferta más habitual en la zona y que no pueden faltar como los mejillones al vapor, las zamburiñas a la plancha, el entrecot de vaca vieja o la tortilla cocinada al momento.

Plato

Junto a ellos, Meigas Fóra propone toda una serie de platos de corte personal, pensados desde la creatividad de la cocinera y para una clientela que busca nuevas experiencias. Es el caso del plato de vieiras con foie, espárragos y allioli de membrillo, que reinterpreta uno de los productos fetiche de las Rías Baixas, o del que se propone bajo el nombre de Os Catro Fantásticos: Pulpo, atún rojo y calamar con salsa de erizos.

Plato principal

En esa misma línea están elaboraciones como el solomillo de pato con bombones de foie y manzana, el capuccino de guisantes con crujiente de jamón y churros de patata o la que Marta considera una de las propuestas emblemáticas de la carta, un plato sorprendente que no deje de estar entre los más solicitados: el ajo asado con miel de romero y crujiente de queso Arzúa-Ulloa.

Como complemento, elaboraciones a medio camino, viajeras en algún caso, como el Fish and Chips, las endivias con guacamole, jalapeños y nachos de maíz o una ensalada de cecina y mango que toma influencias de aquí y de allá con resultados sorprendentes.

Carne

El mismo espíritu inquieto, con vocación renovadora, combinado con elementos tradicionales se traslada a la oferta dulce de Meigas Fóra. La vertiente más anclada al terreno se encuentra en propuestas como la tarta de Santiago, mientras que el lado más actual, que no renuncia a una dosis de diversión, se plasma en sobremesas como El Pequeño Saltamontes (helado de licor café y crema de menta), las Fresas Chispeantes, servidas con crema de cacao con avellanas y peta-zetas, o el curioso helado de Gin Tonic.

Postres

Una cocina para todos

Una carta pensada para no dejar indiferente, para resultar versátil, atractiva para diferentes tipos de clientes y que tiene en las elaboraciones sin gluten una de sus grandes bazas. Toda la propuesta de platos es sin gluten o, en su defecto, cuenta con una versión adaptada, lo que convierte a Meigas Fóra en una de las propuestas gallegas con una mayor diversidad en su oferta en esta gama.

Dentro de esta amplia oferta para celíacos destacan las croquetas y la empanada, de elaboración casera, capaces de sorprender incluso a clientes que no presentan ningún tipo de restricción alimentaria y que encuentran en ellas elaboraciones de una calidad muy por encima de la media en este tipo de productos.

Esta línea de trabajo, que entronca con una preocupación constante por elaborar una cocina saludable, en la que productos como el aceite de oliva virgen extra, la miel o las especias juegan un papel esencial. Meigas Fóra trata, en esencia, de hacer una cocina atractiva, personal, perfecta para momentos de ocio o de disfrute con la familia, sin desatender cuestiones nutricionales que consideran esenciales.

De ese interés nació la oferta sin gluten, que posteriormente creció también hacia platos sin lactosa, como posibilidad de crear una propuesta de cocina integradora, que no excluyese a nadie por condicionantes alimentarios. Y de ahí nace una colaboración con la Asociación de Celíacos de Galicia que ha ido creciendo en los últimos años.

El mismo espíritu que rige la carta de Meigas Fóra se extiende al espacio, diseñado personalmente por Marta y su equipo, de atmósfera actual, pero abierta también a la plaza con su terraza y a la calle Conde de San Román dos enclaves esenciales de la vida de la ciudad.

Tradición y modernidad, creatividad y respeto al producto, imaginación y atención al cliente son los pilares en los que Meigas Fóra asienta una propuesta que no se parece a ninguna otra y que convierten al proyecto en un nombre que conviene tener en cuenta dentro del panorama culinario pontevedrés.

Galeria

Otras sugerencias

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.