¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Buscador de Restaurantes

Mediterránea.   El Portinyol.
Zona Portuaria, 08350 Arenys de Mar, Barcelona, Arenys de Mar.(Barcelona)

El Portinyol: cocina mediterránea con vistas

Silvia Alberich 29/12/2020
El restaurante, ubicado a pie de playa en Arenys de Mar, ofrece arroces, pescados y entrantes elaborados a fuego lento

Huele y sabe a mar. A tradición, a recetas cocidas a fuego lento, con dedicación y esmero. Estos son los ingredientes con los que trabajan en El Portinyol, un restaurante situado en el puerto de Arenys de Mar (Barcelona), a pie de playa.

Desde su terraza y desde sus enormes ventanales se divisa un paisaje idílico. Palmeras, arena y una pasarela de madera que nos lleva hasta el mar, situado a pocos metros del restaurante. Desde hace un par de años lo regentan José Moreno, chef de cocina, y su hermana, Carme Moreno, encargada de la sala de este local de dos plantas y una azotea ideal para celebraciones, desde la que se aprecia el mar, el cercano pueblo de Canet y las montañas, a espaldas de El Portinyol.

La cocina mediterránea es la base y la esencia de este restaurante, que tiene más de medio siglo de historia y, en su día, incluso una Estrella Michelin. "Ofrecemos una cocina de mercado, artesana y muy cuidada, con platos elaborados a fuego lento, a los que dedicamos mucho tiempo y esto se nota en el sabor", explica Carme Moreno, quien cuida minuciosamente cada elemento del local, desde el árbol de Navidad hasta los detalles navideños que ella misma ha creado y que dan un aire cálido y acogedor a este establecimiento costero. "Me gusta sentirme anfitriona de mi casa. No solo queremos servir al cliente, sino devolverle su visita y que se lleve un buen recuerdo", añade.

Los platos estrella son los arroces y los pescados, que compran a diario en la lonja y cocinan con esmero. "Utilizamos productos de temporada e ingredientes de primera calidad y hemos rescatado muchos platos de hace 40 años", cuenta José Moreno, quien también destaca el toque de modernidad que están aportando a sus platos. "La base es mediterránea, pero hemos incorporado algún ingrediente asiático, como la lima kaffir", continúa el chef.  

Entre su repertorio de arroces, destacan la paella marinera, una de las más demandadas, la de verduras, la fideuá y el delicioso arroz de espardeñas, que han incorporado hace poco a su carta. "El sofrito lo hacemos como antes, sin tomate. La cebolla caramelizada ha estado 24 horas a fuego lento, y añadimos un toque de ñora y azafrán y un buen fumet de marisco", detalla José Moreno. La presentación, en una plancha rectangular muy fina, es una puesta en escena muy acertada para este arroz. En cuanto a pescados, ofrecen una amplia variedad de platos, desde mero hasta salmón, bacalao y lenguado o cualquier otro pescado del día que encuentren en la lonja.

Paella El Portinyol

Centollo y papillote de alcachofa, entre sus propuestas navideñas

En clave carnívora, el chuletón, el entrecot y la butifarra se encuentran en la carta de El Portinyol, que incorpora un filete de ternera Wellington con parmentier de trompetas de la muerte. "Es una especialidad de la carta de Navidad, elaborada con carne de Girona, y se deshace en la boca", detalla el chef. Otras exquisiteces de la carta navideña son el centollo relleno, un plato que entra por la vista y seduce al paladar por su sabor y la salsa bearnesa que le acompaña, y el papillote de alcachofas con crema de alcachofas natural, presentado de forma muy original. El pan de cristal que sirven es de un horno de Arenys de Munt.

Los entrantes son otro de los puntos fuertes del restaurante. Entre sus delicias se encuentran las croquetas de jamón ibérico, los calamares a la romana con salsa tártara, los chips de alcachofa y las ostras francesas, más grandes de lo habitual y servidas con hielo en la base y limón. Las almejas al pil pil, frescas y traídas directamente de Cambados (Galicia), el tartar de salmón, muy meloso y con una mezcla agridulce de soja y miel, y los erizos rellenos son la mejor manera de compartir sabores y sensaciones y abrir boca.  

El broche final lo ponen los postres. La crema catalana, el helado de ratafía artesano, el pastel de limón y el de queso y el flan de turrón micuit son algunas de sus dulces especialidades. "El flan de turrón micuit está siempre en carta y tiene mucho éxito, tanto en invierno como en verano. Lo elaboramos al punto de cocción. Creemos que cada plato tiene su punto y nos esmeramos en lograrlo", detalla el chef.  

El Portinyol ofrece servicio take away, aunque es poco habitual. Aun así, quien quiera puede recoger su arroz en la misma paellera en la que lo elaboran, que luego se devuelve, previa fianza de 20 euros. También se sirven, en envases de aluminio y de cartón, calamares, croquetas y otros entrantes, aunque, como dicen José y Carme, "la mejor opción es disfrutar in situ de las vistas y el lugar".

Fotos: Marta Becerra
 

Galeria

Otras sugerencias

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.