¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Buscador de Restaurantes

Tradicional.   El Cercle.
Carrer dels Arcs, 5, Barcelona.

El Cercle: cocina tradicional catalana en un edificio histórico

Silvia Alberich 23/03/2021
El restaurante ofrece platos elaborados con productos de proximidad en un palacete de finales del siglo XV con unas vistas privilegiadas

Gastronomía, arte y cultura se dan cita en El Cercle, un multiespacio gastronómico situado en el corazón del barrio gótico de Barcelona, a pocos metros de la catedral. El restaurante está situado en el interior de un majestuoso palacete de finales del siglo XV, que desde 1959 alberga el Real Círculo Artístico de Barcelona, una institución dedicada a fomentar el arte. Y eso se nota desde que entras en el edificio, que conserva gran parte de su historia, y cuyas paredes y decoración nos trasladan a otra época.

El Cercle está situado en la primera de las siete plantas del señorial palacete, y dispone de cuatro salas en las que los comensales pueden disfrutar de los elaborados platos que ofrecen de cocina tradicional catalana con algún toque francés, así como de la gastronomía japonesa. La elegante sala de Las Cuatro Estaciones tiene, en cada una de sus cuatro esquinas, una estatua que representa una estación del año. Desde este majestuoso salón, con capacidad para 80 comensales, se puede ver la amplia cocina de este multiespacio gastronómico. Junto a esta sala se encuentra La Biblioteca, que en su día fue la antigua biblioteca del Real Círculo Artístico de Barcelona. Libros, copas, vajillas y velas decoran esta sofisticada estancia, con capacidad para 35 personas y unas vistas increíbles.

Terraza Cercle Barcelona

Al lado de la biblioteca se halla La Barra, un espacio dedicado a la gastronomía nipona. Una barra situada delante de la cocina permite a los comensales observar cómo el chef japonés Komuta Kazutoshi prepara minuciosamente sushi, nigiris, makis y uramakis, además de diversas carnes y especialidades niponas, que se pueden degustar en la barra o en las mesas de esta sala, actualmente inactiva por la pandemia, aunque esperan reactivarla pronto. El cuarto espacio gastronómico de El Cercle lo ocupa El Jardín, una amplia terraza que da al céntrico Portal de l'Àngel y que ofrece servicio de cafetería, coctelería y restaurante.

En cualquiera de los cuatro espacios se puede disfrutar de su exquisita y cuidada cocina, que incluye desde tapas clásicas como patatas bravas, ensaladilla rusa, croquetas y pimientos del Padrón, elaborados con producto de proximidad y de la máxima calidad, hasta paella de marisco o molletes de pollo adobado o de costilla de cerdo ibérico. También sirven distintas ensaladas, entre las que ofrecen una a base de salmón ahumado de Alaska y otra de ventresca de atún con pimientos escalivados, cebolla y judías de Santa Pau. "Es una de nuestras ensaladas clásicas e incluye estos cuatro elementos de muy buena calidad y bien tratados", detalla Carlos García Ochoa, director del restaurante El Cercle. El salmorejo, un entrante clásico que elaboran en primavera y verano, es otra de sus propuestas caseras y saludables, y tiene una gran acogida.

El steak tartar de buey, uno de sus platos estrella

En clave carnívora, se puede disfrutar del steak tartar de buey, una de las especialidades más demandadas. Lo elaboran utilizando la parte del lomo alto del buey, que los cocineros pican a mano, y después marinan el steak tartar y lo acompañan con una guarnición propia, a base de torraditas, mantequilla con ketchup, cebollino, anchoa y mostaza, y un milhojas de patata frita crujiente. Una propuesta exquisita, que entra por la vista y se presenta en un elegante plato negro redondo con un poco de elevación, el tipo de recipiente que utilizan en los platos principales. El rabo de toro, el fricandó, la espalda de cabrito al horno y la hamburguesa de ternera son otras deliciosas propuestas que se pueden disfrutar en el palacete.

Steak tartar de buey

Para los amantes del mar, El Cercle ofrece distintos tipos de pescado, como rodaballo salvaje con patatas panaderas, merluza a la plancha, pulpo de roca a la brasa o su exquisito bacalao. "Es un plato típico catalán, que viene acompañado con col, cebolla, salsa alioli y un parmentier de patata Monalisa al estilo Robuchon, montada con mantequilla y nata con hojas de col china", detalla Sergi Pelaó, chef del restaurante.

Postres artesanos y de elaboración propia

A estas exquisitas propuestas se suman sus deliciosos postres, elaborados por el chef pastelero Isaac Balaguer. El pastel de limón y merengue triunfa entre los comensales, como también lo hace el milhojas de vainilla de Tahití, elaborado con vainilla de Tahití natural en vainas, uno de los productos más caros que utilizan en el restaurante, acompañado por un helado de vainilla de la citada isla. Precisamente, los helados son otro de los puntos fuertes de El Cercle, ya que ofrecen distintas variedades artesanas, que elaboran en una máquina que propia, con la que preparan deliciosos sorbetes y helados de sabores como turrón, mango, mandarina, chocolate y yogur.

El Cercle también dispone de un completo menú ejecutivo diario, de lunes a viernes, que incluye cuatro opciones de primer plato, cinco de segundo (dos de ellas con suplemento) y cuatro postres, además de pan, bebida y café. Una deliciosa propuesta para disfrutar con los cinco sentidos de la gastronomía catalana en un espacio emblemático y artístico, en el corazón de la ciudad condal.  

FOTOS: Marta Becerra

Galeria

Otras sugerencias

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.