¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Buscador de Restaurantes

Berlanga, arroces con apellido
Arrocería.   Berlanga.
Av. de Menéndez Pelayo, 41, Madrid. Tel: 649 16 63 10

Berlanga, arroces con apellido

Carlos Maribona 11/03/2020
José Luis García Berlanga, hijo del gran director de cine, elabora unos arroces muy notables, protagonistas de una carta basada en la tradición mediterránea.

La afición de los madrileños por los arroces es enorme. Las numerosas arrocerías que hay en la capital se llenan de un público entusiasta dispuesto a comerse cualquier cosa preparada en una paella. Sin embargo, el nivel medio de los que se ofrecen deja bastante que desear. Salvo contadísimas excepciones, encontramos granos pasados o duros y fondos insípidos. Por eso es una satisfacción la apertura de un nuevo establecimiento que en sus primeras semanas de vida apunta muy buenas maneras por la calidad de los arroces. Se llama Berlanga y está situado justo enfrente del Retiro, en la avenida de Menéndez Pelayo. El nombre de este nuevo restaurante responde al apellido de su propietario y cocinero, José Luis García Berlanga, hijo del que fuera gran director de cine, Luis García Berlanga. Este era un gran aficionado a los arroces, afición que compartía con su hijo. José Luis ha desarrollado una larga actividad profesional en el mundo audiovisual, tanto en cine como en publicidad o televisión. Sin embargo, su gran pasión ha sido siempre la cocina, especialmente los arroces, y a ellos se ha dedicado en los últimos años como profesor en la conocida escuela Alambique. Ahora da un paso más y se ha puesto al frente de su propio restaurante, profesionalizando lo que era tan solo una afición que compartía con sus amigos. 

Arrocería Berlanga

Un local muy amplio, dividido en dos espacios. Uno es el comedor principal, cuyo principal atractivo está en la colección de libros de Luis García Berlanga que allí se exhiben. El otro es una zona más informal, con mesas altas, donde también se puede comer. Otro elemento decorativo de interés son las piezas de cerámica que elabora Mar Alcón, la mujer de José Luis. Apellidos ilustres al margen, lo cierto es que García Berlanga hace unos arroces notables. Con un punto impecable (utiliza la variedad Albufera), sin nada de grasa y con buenos fondos. Hasta doce diferentes elabora, si bien la mitad de ellos son por encargo al hacer la reserva de la mesa. Los otros seis figuran en la carta, además de un arroz “del día” que se sirve por raciones en la zona informal del restaurante. No nos gusta demasiado que algunos de esos arroces sean para un mínimo de cuatro persona, lo que dificulta probarlos salvo que se vaya a comer en grupo. Destaca el rossejat Berlanga, el favorito de su padre, al que rinde homenaje. Elaborado con caldo y carnes de cocido y sus correspondientes garbanzos. Especialmente bueno el a banda, muy sabroso, que, como casi todos los restantes, se acompaña con un alioli excesivamente suave. Entre el resto de opciones sobresalen el arroz al horno, con el genuino blanquet valenciano, el de puerros y rape, el negro y la paella del senyoret, mientras que a la paella valenciana le falta un poco de sabor. 

Paella valenciana

Pero la oferta de Berlanga va bastante más allá. El origen valenciano del cocinero y sus largas estancias en Mallorca tienen una destacada presencia en la carta. Por ejemplo el popular blanco y negro de longaniza, morcilla y habitas; los esgarraets con bacalao desmigado, de berenjena, cebolla o pimiento rojo; o la tostada de sobrasada de Ses Salines. Sobresalientes la coca mallorquina, con una masa especialmente lograda, y las alcachofas confitadas. No todo es mediterráneo. Ahí están la chistorra de Arbizu, una buena ensaladilla rusa, las croquetas de jamón, la ropa vieja, el pisto con huevo o la tortilla de patata. Una satisfactoria oferta para todos los gustos, aunque siempre con el arroz como protagonista. Lástima que, hasta el momento, el equipo de sala, muy despistado, no esté a la altura. A la hora de los postres, muy recomendable la torrija briochelle, gruesa pero bien empapada. La oferta dulce se completa con una tarta de queso sin gluten o la tarta fina de manzana. Una aceptable carta de vinos (al arroz le van bien los rosados y los espumosos, y aquí están presentes) completa la buena impresión que Berlanga deja en estas primeras semanas de vida. Madrid necesita buenos arroces y esta casa puede ser una referencia. 

Torrija

  • Alcachofas confitadas
  • Arroz de puerros y rape
  • Tarta fina de manzana
  • Comedor Arrocería Berlanga
  • Comedor Arrocería Berlanga
  • Luis García Berlanga

Otras sugerencias

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.