¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
Is Custom
Desactivado

¿Una ensalada de vieiras y frambuesas o una tarrina crujiente de pies de cerdo con cigalas y jugo de marisco en un bar de tapas? Sí, en La Bodega de Roses, el nuevo local que los hermanos Rom han abierto en el centro del municipio, todo esto es posible. La carta ofrece una variada oferta gastronómica, desde elaboraciones clásicas como los callos, los calamares a la andaluza o unas excelentes patatas bravas a otras mucho más innovadoras y poco habituales en la oferta de tapeo.

El chef Jordi Dalmau, con una larga trayectoria en algunos de los mejores restaurantes de Cataluña, ha abierto en el corazón de Roses, Sumac, un establecimiento que apuesta de forma decidida por el producto de proximidad y de máxima calidad y en el que la carta va evolucionando de forma continua en función de la temporada. Cocina tradicional pero también elaboraciones innovadoras que buscan sorprender al comensal conforman una propuesta gastronómica con opciones para todos los gustos.

El Ona Roses Beach Bar es mucho más que un chiringuito de playa. De día, ofrece cocina 'casual' de calidad, desde hamburguesas a ensaladas pasando por los curris -dicen sus propietarios que son los mejores de Girona- a nachos, y de noche se transforma en local de copas, con una amplia oferta de cócteles de autor y en el que se puede oír la música más actual. Dos locales en uno con unas vistas privilegiadas sobre la bahía de Roses.

Un antiguo chalet de los años 60 del Paseo del Mar de Roses ha sido reconvertido por la familia Rom, una estirpe hotelera de la localidad, en una taberna y restaurante gastronómico de clara inspiración marinera pero con una potente carta escondida: en los fogones está el cocinero "de montaña" Pere Planagumà, que durante quince años fue el jefe de cocina del restaurante Les Cols de Olot, de dos estrellas Michelin.

Suscribirse a restaurantes en Roses