¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
Carnes y aves

Chuletón a la brasa

Silvia Alberich 14/08/2021

Ingredientes

  • Un chuletón de 1 kilo o más
  • Sal gruesa marina

Nota nutricional

Además de ser la receta estrella de cualquier barbacoa y un placer para el paladar, el chuletón es rico en proteínas, vitaminas B6 y B12 y hierro, un mineral muy importante para la formación de glóbulos rojos y esencial para prevenir y combatir la anemia. También contiene otros minerales como potasio, zinc y magnesio, que regula la función de los músculos y el sistema nervioso, los niveles de azúcar en sangre y la presión arterial.

Esta exquisita propuesta gastronómica se encuentra en la carta del restaurante Catalina (Gavà Mar), que ofrece carnes y pescados a la brasa y propuestas de mar y montaña. Entre las especialidades a la brasa destaca su chuletón de raza Frisona, una pieza de más de un kilo y 45 días de maduración en cámara. Un plato principal muy contundente que se suele compartir con dos o tres comensales más, aunque hay quien se atreve con él solo.   

Fotos: Lluís Palomino

Preparación

Preparación / Pasos
Pasos a seguir

Para empezar, debemos conseguir unas buenas brasas, algo que nos llevará alrededor de una hora.

Unos minutos antes de que se acaben de hacer cortamos la chuleta del tamaño deseado y la templamos, hasta que su interior alcance entre 33 y 35ºC.

A continuación, colocamos el chuletón sobre una parrilla y lo asamos durante 4 o 5 minutos.

Damos la vuelta al chuletón y le echamos sal gruesa por encima.

Lo asamos durante un par de minutos y, después, lo sacamos de la brasa y dejamos que repose un minuto.  

Quitamos el exceso de grasa y separamos el hueso de la pieza de carne.

Trinchamos el chuletón, lo colocamos en un plato o bandeja, echamos una pizca de sal por encima y lo servimos.

Lo puedes disfrutar solo o acompañado de patatas fritas o al horno y de alguna salsa, como la barbacoa o el chimichurri.

Añadir nuevo comentario

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.