¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Platos de cuchara hay muchos y para todos los paladares aunque si algo tienen en común es esa sensación reconfortante que aporta su ingesta y que los hacen imprescindibles cuando las temperaturas empiezan a bajar. Arroces melosos, sopas, guisos para mojar pan… Todo un abanico que recupera la cocina de antaño y que, en el restaurante La Pitanza en Valencia, su chef Belén Mira elabora como nadie.

Salmorejo con jamón de bellota y fresas

Cada año compite con el gazpacho para ser el plato del verano. Más denso y cremoso, y de origen cordobés, el salmorejo es uno de los clásicos de la cocina española. En Chico, un gastrobar ubicado en la zona alta de Barcelona, lo sirven con las habituales virutas de jamón, que en este caso es de bellota, y lo combinan con el dulzor y la acidez de las fresas. Una receta de elaboración sencilla con un maridaje exquisito.

Gazpacho de sandía con tartar de gambas

Medi Terraneum es un espacio polifacético, inaugurado aproximadamente hace un mes y ubicado en Port Tarraco. Espectaculares vistas del Puerto de Tarragona, actuaciones musicales, ambiente de relajación en la zona chill-out y platos de la mejor gastronomía mediterránea.

Ajoblanco de almendras, melón piel de sapo y salmón ahumado en casa

Rico, fresco y saludable, la propuesta elaborada por el cocinero catalán Alex Montiel de cara al verano es una clara apuesta por un plato de diferentes texturas y sabores, con un salmón, además, ahumado artesanalmente por ellos mismos y el conocido melón piel de sapo para aportar ese frescor que tan bien se disfruta en estas fechas.

Un dicho popular recomienda, a fin de tener buena salud, desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo. El hecho es que mucho antes de que nos atacara la fiebre del brunch, y mucho antes también de la llegada de los cereales azucarados, los desayunos eran otra cosa.

Crema de coliflor con jamón ibérico, huevo duro y un toque de curry

Esta receta os la váis a colgar en la nevera de lo que os gustará. Y es que la coliflor puede comerse de muchas maneras y la que os proponemos es saludable, buenísima y fácil de preparar: crema de coliflor con ibérico y huevo.

Sopa de miso con trocitos de tofu, ajo tierno y alga wakame

El restaurante Carlota Akaneya, en pleno Raval de Barcelona, permite que el cliente se convierta en cocinero, porque en la mesa tiene unas parrillas con carbón vegetal y aromatizadas donde cocinar setas, verduras, gambas y la ternera de Kobe que sirven.

La sopa de miso es uno de los entrantes estrella antes de empezar a cocinar.

Preparación:

Se aproxima el invierno y el frío de la meseta nos enrojece la nariz cual reno Rudolf. Nos acercamos suplicantes al puesto de castañas albergando la esperanza de que la docena de estos deliciosos frutos caliente nuestras gélidas manos. Sin embargo, no nos engañemos, todos sabemos que lo que realmente nos reconfortaría sería un buen guiso de nuestras madres o abuelas. Uno de esos de toda la vida.

Sopa de ajo y tomillo con huevo y teja de parmesano

El restaurante La Calèndula comparte con Gastronosfera una receta de cuchara muy fácil de preparar y de lo más saludable. Además, es perfecta para prevenir los catarros de manera natural.

Preparación:

- Poned 3 litros de agua a hervir con todos los ingredientes de la sopa. Lo dejáis durante 15 minutos, luego retirad el tomillo y triturad bien fino con unas gotas de aceite de oliva virgen.

Los Judiones de la Sierra es uno de los productos estrella que se cultivan en esta zona.

Suscribirse a platos de cuchara