¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
Tendencias.

Sabor mediterráneo en el Chiringuito Damm de Gracia

Gastronosfera22/08/2013

Coincidiendo con el final de La Festa Major de Gràcia (Barcelona), el Chiringuito de Estrella Damm celebra sus 'Aperitivos y arroces con Gracia'. Hasta 200 invitados disfrutaron de la gastronomía mediterránea.

Los chiringuitos son los puntos de encuentro por excelencia del verano. Manteniendo este espíritu y coincidiendo con el final de La Festa Major de Gràcia, ayer se instaló el Chiringuito de Estrella Damm en la plaza Joanic para celebrar dos eventos, uno al mediodía y el otro por la tarde, donde la gastronomía mediterránea fue la gran protagonista.

Algunos de los restaurantes que forman parte del colectivo Barceloneta Cuina fueron los encargados de transportar el sabor del mar a Gracia para ofrecer al mediodía una selección de tapas a los invitados a esta cata con maridaje. Los establecimientos de este colectivo dinámico defienden la gastronomía local y cocinan con productos frescos que adquieren en la Llotja de Barcelona a diario. En consonancia con esta filosofía, las tapas, servidas con cuidado en las bandejas compuestas por pequeños platos, destacaban por su elaborada composición y presentación.

CanSole

Can Solé, que este año celebra sus 110 años de historia, ofreció una propuesta con tradición y muy sabrosa: la sepia al horno con tomate preparada por su chef, Josep Maria Garcia. Otro de los restaurantes participantes, La Mar Salada, apostó por unas deliciosas gambas al vapor de te al aroma de jengibre y cilantro. Albert Enrich, uno de los chefs del restaurante, colocaba los ejemplares en recipientes de bambú, consiguiendo que cada gamba de La Llotja, que no tienen nada que envidiar a las pescadas en Palamós, se infusionase sin entrar en contacto con el agua. Como representante de Kaiku, el chef Hug Pla nos ofrecía un crujiente de pescado, a base de merluza hecha a baja temperatura con su salsa de creación propia, llamada minyam,  de matices cítricos y muy fresca, y pimiento.

El restaurante Ca la Nuri, que cumple 50 años de vida culinaria y también estuvo presente en el chiringuito durante la tarde, elaboró dos tapas: la brandada de bacalao con pane pintadu, un pan muy fino que proviene de Sicilia i que completaba esta receta, junto con el aceite de trufa negra; y el tartar de caballa, acompañado de confitura de dátiles y el toque especial, quicos. Además, dando apoyo al comercio de proximidad, el pan que acompañaba al plato de tapas pertenecía al Baluard, la panadería de Anna Bellsolà, que prepara sus productos de manera totalmente natural.

El espacio del chiringuito, que contaba con un aforo para 200 comensales, se llenó entre los que se habían apuntado previamente online y por otros que, llamados por el canto de sirena del chiringuito, no pudieron resistirse a la tentación de hacer una pausa y disfrutar del sabor de estos platos tan especiales.

invitados-chiringuitoDamm

La cerveza Estrella Damm estuvo presente para completar el maridaje, en diferentes presentaciones, pero sin duda la más sorprendente y popular fue el porrón, un recipiente nacido para compartir que se utiliza en Cataluña desde el siglo XV y que por la arraigada tradición vitivinícola del país normalmente se asocia al vino pero también se puede usar para la cerveza, ya que ésta es una manera de compartir la bebida, como nos recordaba Carlos Cervantes, maestro cervecero de Damm.

Por la tarde, el apetito se abrió con el hipnotizador aroma de los arroces de Ca la Nuri. Para poder llegar a servir casi 400 platos de arroz sobre las siete y media de la tarde fue necesario iniciar los preparativos al mediodía; Sergi Ferrer, el chef del restaurante, iba nacarando a la una y media los granos de arroz para que no se compactasen y estuvieran a punto para cocinarse después, primero en los fogones enriquecidos con el caldo o “fumet” de Ca la Nuri y después en el horno durante 20 minutos. La variedad de arroz empleada fue la bomba con denominación de origen Delta del Ebro, base para elaborar las dos recetas que los invitados al chiringuito pudieron saborear: el Marinero, más suave y acompañado de mejillones, langostinos y sepia, y el Negro de tinta, más intenso y con rape, sepia, guisantes y con el acompañamiento de alioli y maridado con la variedad Estrella Damm Inedit, la cerveza gastronómica. En definitiva, el magnífico aroma de los arroces fue sólo un atisbo del gran descubrimiento que fueron para el paladar ambas recetas y que redondeó una jornada muy mediterránea.

Más información: www.barcelonetacuina.cat. Texto de Mar Armengol. Fotos y vídeo de Edgar Melo

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.