¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Buscador de Restaurantes

Solo de croquetas Madrid
De Tapas. Solo de croquetas.
Calle de Echegaray, 5 Madrid. Tel: 618 26 80 72 http://solodecroquetasmadrid.es/

Solo de croquetas, el paraíso con 25 variedades diferentes y aptas para celíacos

Abraham Rivera10/05/2019
El diminuto espacio del barrio de Las Letras ofrece una carta centrada en croquetas, una por cada Comunidad Autónoma. Priorizando guisos populares y recetas que alternan originalidad y entretenimiento. Poniendo un especial cuidado con todos aquellos que tienen intolerancia al gluten.

Croquetas, croquetas y más croquetas. Hasta 25 variedades diferentes ofrecen en Solo de Croquetas, el nuevo espacio que está marcando tendencia en el barrio de Las Letras. Si de verdad eres un amante de esta receta clásica, defendida por abuelas y cada día más por cocineros de altura, no puedes dejar de visitar el pequeño local que acaba de abrir al comienzo de la calle Echegaray.

“Nuestro lema es: todo puede ser croqueta”, explica Eduardo Gambero, responsable de una iniciativa que está siendo un éxito. Gambero, junto a su socio Javier Arnáiz, han revolucionado el universo croquetil al aportarle dinamismo y diversión. Los dos amigos vienen de triunfar con otro modelo diferente de bares: Penalty Lounge Bar. Un espacio ideado para grupos, donde el fútbol y la gastronomía se dan la mano. Con esa experiencia previa decidieron lanzarse a un proyecto mucho más arriesgado. Una taberna dedicada en cuerpo y alma a las croquetas, donde poder probar una por cada Comunidad Autónoma.

Este templo gastronómico se inauguró a finales de octubre del año pasado “y no ha parado de venir gente”, afirma Gambero. “Al principio tuvimos que pedir consejo a todos nuestros amigos. Les invitamos a catas para que nos dieran su opinión”. Unas voces que han ayudado a afinar la selección resultante. Entre las más originales están las de rulo de cabra con pimiento caramelizado, las de morcilla con manzana, las de bacalao al ajoarriero o las de oreo y chocolate blanco. Todas ellas sabrosas, con su punto perfecto de dulzor y salado. Algunas más cremosas que otras, pero sin llegar a ser líquidas. Un acierto que día sí, día también, se ve recompensado con una asistencia notable de público.

El establecimiento consta de dos plantas: la inferior cuenta con mesas corridas y un comedor abovedado; mientras, la que da a la calle tiene barras a cada lado y paredes de pizarra donde aparece representado un mapa con las diferentes regiones de España y una croqueta por lugar: Galicia, pulpo a la gallega; Castilla y León, botillo; Andalucía, rabo de toro; Valencia, paella; o Extremadura, torta del Casar. Todas ellas aptas para celíacos, cambiando el típico rebozado de harina por uno más suave a base de maicena. Otro punto a destacar, que ha conseguido que aquellos que padecen esta intolerancia viajen desde diferentes puntos de Madrid para disfrutarlas. Si Louis de Bechamel, el noble que dio nombre a la salsa con la que se realizan estas maravillas culinarias, levantase la cabeza no imaginaría la enorme creatividad de estos dos emprendedores madrileños.

“Ahora mismo producimos 2.500 croquetas a la semana y nos quedamos cortos. En breve tendremos que doblar la producción”, confiesa Gambero. De momento, la elaboración la hacen en las cocinas del Penalty de Cuatro Caminos. “Es un proceso que lleva tres días: el primero haces el guiso, el segundo ya realizas la bechamel y el tercero debes dejarlo reposar para el boleado”, continúa relatando sobre un modus operandi que muchas yayas llevan ejercitando durante décadas.

Nuestra recomendación es que te dejes aconsejar por alguno de sus bien instruidos camareros. De momento permiten dos variantes, la primera que consiste en raciones de seis croquetas y dos sabores diferentes; y la segunda con dos croquetas y un único sabor. Las dulces son las que más sorprenden y enganchan, aunque la de cachopo se ha convertido en un nuevo clásico. Ante la pregunta de si siguen investigando nuevas combinaciones, Gambero se ríe a carcajadas: “Somos unos chalados de las croquetas. Ahora estamos probando con mezclas de mojito”.

Otras sugerencias

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.