¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Buscador de Restaurantes

Restaurante Frida
Vegetariano. Restaurante Frida.
Carrer Mare de Déu del Llosar, 10 Port de Sagunt.(Valencia) Tel: 962 67 66 52

Frida, el vegetariano más exótico

Inboga16/10/2019
La artista y pintora Frida Kahlo representó un cambio artístico en la pintura mexicana y mundial. Bajo esta revolución, y entendiendo la cocina como arte, nacía el restaurante Frida en Puerto de Sagunto (Valencia) con el claro objetivo de dar una vuelta de tuerca a la cocina de autor y sobre todo a la cocina vegetariana. Once años han pasado desde que abriera sus puertas y sus propietarias siguen con el mismo entusiasmo e, inclusive, más creatividad que por aquel entonces.

Mª Angeles Pons, jefa de sala, y Anabel Barrachina, chef, son dos jóvenes amigas y emprendedoras que decidieron lanzarse a esta aventura gastronómica influenciadas por la filosofía vegetariana de Anabel y su pasión por la cocina. Su experiencia, como jefa de cocina en varios establecimientos de la localidad, las llevó de cabeza a este mundo que tanto le apasionaba, pero desde una perspectiva diferente: la cocina vegetariana.

En Frida, detrás de cada plato hay imaginación, investigación y sobre todo buen producto que fundamentalmente compran a proveedores de la zona. Si son agricultores cercanos mucho mejor pero si esto no es posible acuden al mercado de la localidad vecina de El Puig. Trabajan mucho las verduras y frutas de temporada y también hacen un guiño importante a los productos ecológicos. La cercanía y la calidad son dos señas de identidad del restaurante. Esa misma cercanía es la que transmiten también a sus clientes en sala, por eso muchos de ellos los mantienen desde que abrieron el negocio. Reconocen que, en su caso, la cocina vegetariana es cosa más de mujeres ya que entre su clientela son estas las que más acuden al local.

Como su propio nombre indica, Frida transmite arte y carácter, cualidades que tenía la famosa pintora del mismo nombre. Anabel, gran admiradora de esta, no dudó en elegir ese nombre para el establecimiento y transmitir así ese toque transgresor, original y a veces un poco loco de los grandes artistas. Por eso, a la chef le gusta dar diariamente rienda suelta a su imaginación e “inventa” el menú diario una vez levanta la persiana de su local. Sus creaciones no tienen una receta marcada y van impregnadas de su vena artística. “Para mí cocinar en como pintar un cuadro, las dos cosas son arte igualmente”. De ahí que cada día salgan platos como el arroz de calabaza, seta shitake y leche de coco, el humus de alga wakame y espirulina con chips de trigo o el crepe de centeno con pimientos de piquillo, queso azul y salsa philadelphia. Ella misma identifica su cocina como una cocina de autor aunque con toques orientales, asiáticos, hindús e incluso mexicanos o árabes fruto de sus numerosos viajes a México o Marrakech.

Los jueves, viernes y sábados noche trabajan su extensa carta donde puedes encontrarte desde una ensalada de quinoa con verduras, rúcula fresca y mahonesa de almendras hasta un nema vietnamita de requesón y verduras con guacamole y salsa teriyaki, pasando por un brownie con piquillos, nueces, helado de idiazabal (uno de los quesos preferidos de la chef) y pesto de espinacas. Sin duda, cabe destacar dos platos que nos encantaron: las croquetas vegetarianas con salsa de curry y naranja y su famosa torrija de horchata con helado de vainilla. Además, también cuentan con un plato solidario, jalapeños con ajoaceite de remolacha, que se enmarca dentro de la iniciativa solidaria ‘Restaurantes contra el Hambre’ a través del cual se dona 1 euro del precio del mismo para luchar contra la desnutrición infantil.

En cuanto a la carta de vinos, mencionar que en su mayoría son valencianos con DO y de sabor suave porque consideran que son los que mejor maridan con el tipo de cocina que ofrecen. También, y como no podía ser de otra manera, apuestan por los vinos ecológicos. Muy llamativo resultan sus jugos naturales de frutas y verduras para abrir boca, acompañar la comida o como postre. De remolacha, manzana y apio, de mandarina y meta o el jugo de melón, miel y limón son algunas de las variedades que tienen en carta.

A toda esta propuesta gastronómica le acompaña un local cálido, colorido y con una marcada personalidad. Es, sin duda, un templo dedicado a la artista Frida, con guiños a su México natal y con réplicas de algunas de sus obras.

Así que toma nota y no te olvides de disfrutar de una auténtica comida vegetariana casera en Frida.

Otras sugerencias

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.