¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Buscador de Restaurantes

Garden Pizza
Internacional. Garden Pizza.
Llaceras, 12 bajos Sant Cugat del Vallès.(Barcelona) Tel: 936 75 88 83

Garden Pizza, plantas y pizzas gourmet

Laia Antúnez05/10/2018
Masa de doble fermentación, ingredientes de un huerto ecológico y un entorno natural de lo más atractivo. Convertir un antiguo garden en un restaurante de pizzas premium es lo que han hecho los responsables de Garden Pizza en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), un local diferente con una propuesta gastronómica rápida pero de gran calidad.

Primero llegó el garden y después la pizza. Y es que hacía años que los artífices de locales como el Santa Gula y La Burguesería, le daban vueltas a la idea de abrir un restaurante dentro de un garden. No fue fácil pero lo encontraron en Sant Cugat del Vallès, el antiguo Garden Rocamora, un espacio enorme ubicado al pie de la montaña de Collserola. Mantuvieron la estructura de apariencia industrial del garden y lo acondicionaron por dentro con mesas grandes y bancadas de madera, y una decoración vegetal, obviamente, para no olvidar los orígenes del lugar. Fuera, dos terrazas, una zona de juegos para niños y un gran huerto que sigue dando frutos.

Con un espacio de tales dimensiones había que plantear una propuesta gastronómica que permitiera un servicio rápido y pensaron en la pizza. Pero no una cualquiera, sino una pizza que denota sensibilidad por "la masa, el tipo de fermentación y la calidad de los ingredientes", según Nacho Nuñez, uno de los responsables del restaurante. No descubrimos nada si decimos que desde hace unos años existe un boom de pizzerías gourmet en grandes ciudades como Barcelona y Madrid pero ellos defienden que esa no ha sido su motivación. Sus otros proyectos gastronómicos les avalan y aquí, aunque apuesten por la comida rápida, lo hacen con las mismas calidades.   

El secreto sí está en la masa

Por eso, trabajan con una masa de doble fermentación, que fermentan durante 72 horas, y que elaboran siguiendo una receta que ellos mismos han desarrollado y que mantienen secreta. "Es una masa muy artesana que no tiene nada que ver con la napolitana, aunque su crujiente y el quemado del borde sea parecido", explica Núñez. El resto de ingredientes también están cuidados y muchos de ellos, siempre que la producción lo permite, son ecológicos y provienen de su propio huerto: tomates, cebollas, lechugas, berenjenas, etc.

Para que no se pierda la frescura de los ingredientes y estos conserven su mejor textura y sabor, muchos de ellos se añaden al final, una vez la base de pizza, con la mozzarella y el tomate, ya ha salido de su potente horno de gas y leña. Es el caso de la Capitán Speck, una pizza excelsa que se construye minuciosamente con rúcula, tomates confitados, parmesano, speck y una sabrosa stracciatella italiana. También la espectacular Smoked Green, que combina calabacín, salmón ahumado, aguacate y un toque de lima y de aceite de hierbas. Otra liga.

No es Italia, es Garden Pizza

En la carta, separan las pizzas en tres categorías: clásicas, rojo intenso -con tomate- y las de blanco -sin tomate-, pensando en los gustos de todo tipo de comensales. Si se tira de clásicos, una buena opción es la Parmiggiana con berenjena escalibada, tomates confitados y una potente albahaca fresca. No faltan la Barbacoa, la Diavola y la de Quesos, un auténtico festín de especialidades lácteas italianas: gorgonzola, taleggio, fontina, mozzarella fior di latte y ricotta de búfala, aromatizadas con un poco de romero de su huerto.

A parte de los quesos, en Garden Pizza utilizan otros productos de procedencia italiana, como algunas de las harinas y las olivas, siempre con la intención de buscar el producto más óptimo. A pesar de eso, insisten en que sus pizzas poco tienen que ver con las italianas. "Llevan nuestro sello y nosotros no somos italianos", dice Nuñez y defiende que, por ese mismo motivo, tampoco son demasiado estrictos con los "purismos" pizzeros.

Tampoco esperéis encontrar pastas en su carta, ellos han preferido acompañar sus delicias circulares con una carta corta de entrantes que inevitablemente nos trasladan a sus otros restaurantes: el carpaccio de calabacín, tal y como lo preparan en el barcelonés Santa Gula; y la burrata de Puglia con tomates de temporada, otro clásico del Can Gula de Sant Cugat. Su masa de larga fermentación también es apta para los postres: la pizza de nutella, con mascarpone y almendras tostadas es, sin duda, la mejor apuesta dulce. 

Su servicio es rapidísimo, solo pasan unos 13 minutos desde que pedimos la pizza hasta que nos la sirven, tanto si queremos comer en el restaurante como recogerla para llevar. Pronto empezarán a trabajar con compañías de reparto a domicilio pero si hay que elegir entre degustar estas pizzas gourmet desde el sofá o en un fresco entorno natural, la respuesta está clara. Hay un parking enorme y desde Barcelona, por la carretera de la Arrabasada, el camino nos permite disfrutar del Parque Natural de Collserola. No podrían habérnoslo puesto más fácil. 

  • Garden Pizza
  • Garden Pizza
  • Garden Pizza
  • Garden Pizza
  • Garden Pizza
  • Garden Pizza
  • Garden Pizza
  • Garden Pizza
  • Garden Pizza
  • Garden Pizza
  • Garden Pizza
  • Garden Pizza
  • Garden Pizza
  • Garden Pizza
  • Garden Pizza
  • Garden Pizza
  • Garden Pizza
  • Garden Pizza
  • Garden Pizza
  • Garden Pizza
  • Garden Pizza

Otras sugerencias

  • Guzzo
    Guzzo
    Plaça Comercial, 10, Barcelona
  • Mika Milan
    Mika Milan
    Rambla del Poblenou, 127, Barcelona
  • Le Comidare
    Le Comidare
    Calle Peña y Goñi, 4, San Sebastián

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.