¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+

Buscador de Restaurantes

Calabrasa calienta el Borne
Tradicional. Calabrasa.
Passeig del Born, 27 Barcelona. Tel: 933 10 07 86

Calabrasa calienta el Borne

Laia Antúnez26/04/2019
Pescados, carnes y arroces a la brasa. El nombre de este restaurante, ubicado en el Paseo del Borne (Barcelona), no engaña. El local no es nuevo pero se presenta totalmente transformado. Distinto nombre, nueva carta y una filosofía que apuesta por el carbón como protagonista absoluto.

Los que se habían acostumbrado a degustar las bravas y al famoso bocadillo de chipirones del bar Casa Nova mientras contemplaban el majestuoso edificio del antiguo mercado del Borne, ahora les toca cambiar de concepto. Y es que tras unas pequeñas trasformaciones en el interiorismo, y muchos grandes cambios en la carta, este local ha vuelto a abrir hace apenas un par de meses rebautizado como Calabrasa, un nombre que ya nos indica lo que encontraremos: brasa en todo su esplendor.

Han eliminado la freidora de la cocina y en su lugar han incorporado un horno de brasa. Eso supone que también le han dicho adiós a las tapas y a las frituras en favor de los platos. “Para nosotros es primordial darle más importancia a nuestra cocina, que se valore que trabajamos con producto fresco y que cuidamos las elaboraciones desde el principio”, explica Sergi Simó, responsable de Calabrasa. Convertido ahora en un restaurante, su propuesta invita a sentarse y a degustar con calma platos de raíz clásica, siempre con el toque especial que aporta el carbón.

De pescado y carne

La carta abre con entrantes pensados para compartir como los corazones de alcachofa con su paté, virutas de jamón de bellota y salsa de parmesano, la parrillada de verduritas o la escalibada en texturas, un ejemplo de su compromiso con el recetario catalán. Que también se ve en la “calçotada encroquetada”, un invento del chef, Jesús Galán, integrado por tres croquetas: de calçot con romesco, de chuletón a la brasa y de miel y requesón. Cuando se acabe la temporada desaparecerá de la carta pero es probable que encontremos otras croquetas de pulpo, de pesto... de todo aquello que pueda pasar por su imaginación. Su máxima: “Todo es croquetable”.

Para compartir también hay berberechos, navajas y mejillones, simplemente con el toque de la brasa, y otras propuestas que además llevan acompañamientos especiales, como las gambas que se sirven con una salsa de algas. El marisco se expone sobre hielo, en el mostrador situado en la entrada del restaurante, junto con el pescado, que integra su oferta de platos fuertes: calamar a la brasa con su tinta y alioli de cítricos, rape a la brasa con base de piña, flan de coco y chutney de mango picante, chuletón de atún marinado con soja, jengibre y limón, etc.

Los platos son generosos y buscan el equilibrio calidad-precio, tanto en los pescados como en las carnes. Hay entrecot de ternera, chuletón de vaca vieja madurada y costillitas de cordero lechal, que se hacen directamente a la brasa, y platos como la paletilla de cordero que se cocina a baja temperatura, buscando la melosidad perfecta, se acaba en la brasa, y llega a la mesa acompañada de cuscús a la menta. También la carrillera de vaca vieja que se macera en una reducción de ratafia –otro guiño a la tradición catalana- y se sirve con un pan crujiente de tomillo, elaborado en la misma cocina por el chef. “No somos un asador”, matizan Simó y Galán. Y eso lo vemos en los acompañamientos pero también en su oferta de arroces, de montaña, marinero o caldoso de bogavante, que se terminan, como no podía ser de otra manera, al carbón.

Calabrasa quiere acercarse con esta nueva propuesta al público local, y no solo al turista que pasea en busca de calor, cerveza y tapas. Por eso, su terraza, una de las más reclamadas de la zona, por amplia y soleada, se mantiene en funcionamiento aunque con nuevas reglas: durante las horas de comidas y cenas solo estará reservada para los que quieran regalarse un homenaje de cuchillo y tenedor. El cambio es radical excepto en algo que se mantiene intacto, el entorno y las vistas al corazón del barrio del Borne. Inmejorables.

  • Calabrasa
  • Calabrasa
  • Calabrasa
  • Calabrasa
  • Calabrasa
  • Calabrasa
  • Calabrasa
  • Calabrasa
  • Calabrasa
  • Calabrasa
  • Calabrasa
  • Calabrasa
  • Calabrasa
  • Calabrasa
  • Calabrasa
  • Calabrasa
  • Calabrasa
  • Calabrasa
  • Calabrasa
  • Calabrasa
  • Calabrasa

Otras sugerencias

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.