¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
'Eztia' con Label vasco: curiosidades que (seguramente) desconoces
Propuestas Gastronómicas.

'Eztia' con Label vasco: curiosidades que (seguramente) desconoces

Aitor Azurki15/11/2018

Frescas, recién cosechadas y producidas de forma tradicional en pequeñas colmenas, las mieles con ‘Eusko Label’ de calidad se encuentran sujetas a los más estrictos controles europeos. Al ser un producto crudo sin ningún proceso de pasteurización, mantiene todas sus propiedades biológicas y nutritivas. Una miel extraída, envasada y etiquetada exclusivamente en la Comunidad Autónoma Vasca.

A la antigua usanza, en pequeños paneles y colmenas ubicadas en tierra vasca. Así es como se recoge, fresca y cruda, la miel que posteriormente recibe el distintivo ‘Eusko Label’ de calidad otorgado por la Fundación Hazi. Un producto que debe pasar los requisitos más exigentes de Europa en cuanto a calidad se refiere. Esto es, el reglamento técnico al cual están sujetas es el más estricto del continente.

Dada la gran riqueza climática y floral de la orografía vasca, son mieles de distintas variedades con diferentes colores y aromas. Un alimento de consumo directo, es decir, se cosecha fresco y se comercializa crudo, tal cual se recolecta, sin pasar por ningún tipo de pasteurización. Es por ello que el producto mantiene todas sus propiedades nutritivas y biológicas intactas.

¿Y cómo se puede distinguir si es de label vasco? Las mieles con el distintivo de calidad se identifican como tal mediante el símbolo de ‘Eusko Label’ que se halla en la etiqueta del precinto de envase. En dicha etiqueta, además, se puede apreciar un número de control que permite conocer la trazabilidad del producto, es decir, su recorrido desde que ha sido extraída en la colmena hasta que se ha comercializado en el correspondiente punto de venta.

Detrás, en su contraetiqueta, además, se muestra exactamente la fecha de la cosecha como indicativo de frescura y calidad. Para recibir dicha etiqueta distintiva, la miel deberá cumplir, concretamente, ciertos requisitos exigidos por la Fundación Hazi, entidad que realiza el control y el seguimiento de las fases y certifica así como autoriza el ‘Eusko Label’ en cada una de las fases de este alimento.

Primeramente, los productores y productoras deben estar registrados así como censados y su miel tendrá que ser extraída, envasada y etiquetada en la Comunidad Autónoma Vasca. Únicamente las siguientes mieles son las que podrán adquirir dicho distintivo: la miel de flores o miel de néctar así como la miel de mielada.

Será la fundación, además, la que establezca los límites fuera de la Comunidad Autónoma Vasca para la época de producción y aprobará las zonas de transhumancia y sus períodos. Por si esto fuera poco, cada apicultor o apicultora dispondrá de una ficha o ‘cuaderno de campo’ que mantendrá actualizada siempre. En él se apuntará el aporte de alimentación, tratamientos realizados, transhumancia… Todo.

Cada miel, su parámetro

Este producto deberá cumplir las normas de calidad vigentes, además de que el hidroximetilfurfural y la actividad del agua tienen que estar en unos parámetros específicos en cada tipo de miel indicada: miel de acacia, bosque, brezo, calluna, castaño, eucalipto, girasol, romero, tomillo, trébol, zarzamora… De hecho, cada una de las mismas presenta unos parámetros y porcentajes diferentes. Cabe destacar que estas mieles no han podido ser producidas por colmenas sometidas a tratamientos químicos durante el período de mielada o producción.

Todo, tanto la extracción, el envasado como el etiquetado, se realizará en centros inscritos en Hazi Fundazioa como envasadores. Solo podrán envasar y etiquetar como miel la que haya sido recogida en el propio centro y por centrifugación, nunca por prensado. Además, el reglamento de Hazi apunta que se podrá autorizar la mención ‘Elaborado con Eztia / Miel con Eusko Label’ en todos aquellos productos obtenidos a partir de este, obviamente, siempre que se cumplan las pertinentes legislaciones vigentes y la fundación mentada lo autorice.

Entre los requisitos a cumplir, la miel no podrá superar en ningún momento de su proceso los cuarenta grados y el embasado se realizará en un plazo máximo de dieciocho meses, a contar desde la fecha de extracción. Asimismo, el contenido del envase –que tiene que estar siempre aprobado por Hazi- debe ser uniforme y homogéneo en su coloración. No se acepta su venta a granel; siempre en envases que aseguren la fácil identificación y protección de este magnífico producto natural y de primera calidad, ideal para degustar al momento o para añadir a todo tipo de recetas gastronómicas del mundo.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.