¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
Boniato, del aperitivo al postre
Propuestas Gastronómicas.

Boniato, del aperitivo al postre

Manel Bonafacia22/10/2018

Por la festividad de Todos los Santos es tradicional comer castañas y boniatos cocidos al horno, pero este tubérculo, excelente alimento bajo en grasas, es muy versátil y lo podemos utilizar en la cocina desde el aperitivo hasta el postre.

Quizás algún despistado, mientras degusta un ceviche, como manda la moda, se pregunte qué es aquella rodaja de color anaranjado y sabor dulce, que los peruanos llaman camote. Quizás no sabe que esa cosa tan exótica es boniato, un tubérculo parecido a la patata que en otoño se encuentra en las fruterías y que tal vez no ha cocinado nunca.

El ceviche es solo uno de los platos de moda que incorporan la batata, moniato o patata dulce, un tubérculo humilde, muy arraigado en la cocina popular, y que ahora no desentona en la más refinada. Como es muy versátil, lo podemos utilizar desde el aperitivo, haciendo unas chips crujientes, hasta los postres; podemos preparar cremas, purés, lasaña (sustituyendo la pasta), un estofado o una tortilla. O rellenarlos. El boniato no solo se parece a la patata por fuera, sino que también la puede sustituir en muchas preparaciones. Eso sí, es más cremoso y nos aportará un toque dulzón.

Esta dulzura lo ha convertido en ingrediente principal de muchos pasteles y postres tradicionales, ya que evita tener que poner tanto de azúcar. Pero solo ya es una golosina, simplemente cocido al horno. Así es como se come en muchos lugares, y en Cataluña por Todos los Santos es tradicional servirlo recién asado, solo o regado con chocolate caliente, acompañando las castañas y los panellets. Precisamente el boniato cocido se utiliza a menudo para hacer estas pastas, ya que ayuda a darles textura y permite sustituir parte del azúcar.

Si queremos utilizarlo preparar un puré o una crema salada, lo podemos hornear a temperatura alta, hervido o al microondas. Pero si utilizamos el boniato para postres, potenciaremos su dulzor cociéndolo en el horno a baja temperatura y durante un tiempo prolongado.

Pocas calorías

Hablamos del boniato anaranjado, el que encontramos habitualmente en nuestros mercados, ya que existen otras variedades, como la blanca, menos comunes aquí.

Es un tubérculo rico en carbohidratos y aporta muy pocas calorías, ya que el 70% de su composición es agua. No tiene colesterol pero sí proteínas, y mucho potasio, fósforo, calcio y yodo, entre otros minerales; su consumo también aporta vitaminas A, E y C y ácido fólico. Especialmente contiene una gran cantidad de betacaroteno, prácticamente como la zanahoria; le da el color anaranjado y es una fuente fundamental de vitamina A, ya que se transforma en esta vitamina cuando el cuerpo lo necesita. También tiene propiedades antioxidantes.

Recetas

Ya hemos dicho que el boniato se puede preparar igual que la patata, y además, se puede usar en muchos postres. En Gastronosfera encontrarás algunas recetas con este tubérculo, tanto de ceviche como un timbal de moniato o unos pastelitos típicos de la repostería valenciana.

Hay que tener en cuenta que se puede cocinar hervido o al vapor; al horno, simplemente limpio y sin pelar, o en el microondas, también sin pelar. Para un boniato de unos 400 gramos con 8 minutos a máxima potencia será suficiente. Se puede pinchar la piel de los boniatos con un tenedor antes de hornearlos, y también cocinarlos envueltos en papel de plata.

Si queremos utilizar el boniato en postres y, por tanto, nos interesa que libere el almidón y potenciar su dulzura, lo coceremos al horno a baja temperatura, ligeramente por debajo de los 100º C.

En todos los casos, debe quedar bien cocido (cuando está blando al tacto), porque si no se cocina bien es indigesto.

Chips de boniato

Ingredientes:
  • 1 boniato
  • aceite de girasol
  • sal
Preparación:

-Pelamos el boniato y lo cortamos en rodajas muy finas con la mandolina o con un cuchillo bien afilado.

-Freímos por tandas en el aceite bien caliente, con cuidado porque se hacen enseguida y se pueden quemar. Retiramos, salamos y reservamos sobre papel absorbente unos para escurrir bien el aceite.

Bastoncillos al estilo french frites

Ingredientes:
  • 1 boniato
  • aceite
  • sal
Preparación:

-Podemos preparar unas french frites sustituyendo la patata por boniato, i la podemos cocinar tanto fritas como al horno.

-Pelamos los boniatos, hacemos láminas de 1 centímetro de grueso y, de éstas, bastoncitos del mismo ancho, aproximadamente.

-En una sartén honda ponemos a calentar aceite abundante y freimos los bastoncitos de boniato, a fuego medio. Cuando empiecen a estar cocidos, subimos el fuego al máximo y dejamos que se doren un par o tres de minutos. Retiramos, ponemos sobre papel absorbente, salamos y servimos como acompañamiento de platos de carne o pescado.

Ensalada de boniato, patata y remolacha

Del blog Cuina generosa

Ingredientes:
  • 1 boniato
  • 1 patata grande
  • 2 remolachas cocidas
  • aceite de oliva virgen extra
  • aceite de ajo y perejil
  • comino en polvo
  • sal y pimienta
  • cilantro
Preparación:

-Hervimos las patatas con piel, las dejamos enfriar, las pelamos y las cortamos en dados de unos 2x2 centímetros, aproximadamente. Los salpimentamos y aliñamos con aceite.

-Pelamos el boniato, lo cortamos en rodajas gruesas de unos 2 centímetros y lo cocemos en el microondas durante dos o tres minutos a máxima potencia. Cortar las rodajas en cuatro trozos y los aliñamos con aceite, sal y pimienta.

-Cortamos la remolacha de un tamaño similar a la patata y el boniato y aliñamos los dados con aceite, sal, pimienta y comino en polvo.

-Servimos en un plato los dados de patata, boniato y remolacha y los regamos con un poco de aceite de ajo y perejil. Acabamos repartiendo por encima hojas de cilantro.

Puré de boniato

Ingredientes:
  • 2 boniatos grandes
  • 25 g de mantequilla
  • leche
  • sal y pimienta
Preparación:

-Lavamos los boniatos, los salpimentamos y los envolvemos en papel de plata. Los cocinamos en el horno a 190 ºC durante unos 40 minutos.

-Pelamos los boniatos y los aplastamos, añadiendo la mantequilla, hasta conseguir un puré. Añadimos un chorro de leche si queda demasiado espeso. Salpimentamos y ya está a punto de servir para acompañar carnes asadas, por ejemplo. En este caso, podemos cambiar el chorro de leche por salsa del asado, o añadir especias al gusto.

Boniatos asados al gorgonzola

Ingredientes:
  • 2 boniatos grandes
  • queso gorgonzola salado
Preparación:

-Lavamos los boniatos y los ponemos sobre la reja del horno previamente calentado a 200ºC. Los dejamos cocer hasta que estén cocidos, aproximadamente tardarán una hora y media.

-Cortamos los boniatos por la mitad, a lo largo, salamos ligeramente y ponemos encima de cada mitad un buen trozo de queso gorgonzola.

-Volvemos a meter al horno, con el gratinador encendido, hasta que el queso se derrita.

Lasaña de boniato con brandada de bacalao

Del blog Cuina generosa

Ingredientes:
  • 2 boniatos
  • 750 g de bacalao
  • 2 patatas
  • 200 ml de nata líquida
  • 2 dientes de ajo
  • nuez moscada
  • mozzarella rallada
  • mantequilla
  • aceite y sal
Preparación:

-Pelamos los boniatos y los cuadramos, de forma que nos quede un cuerpo de forma rectangular; guardamos las puntas para una crema.

-Con un cuchillo afilado o con la mandolina hacemos láminas de boniato de 2 o 3 milímetros de grueso; nos quedaran unos rectángulos regulares que pondremos a asar en una plancha antiadherente untada con un poco de aceite, con dos o tres minutos por lado será suficiente. Salamos y reservamos las láminas de boniato.

-Mientras, preparamos la brandada de bacalao: ponemos a desalar unos días antes 750 g de bacalao, o lo compramos desalado. Ponemos a hervir dos patatas peladas y cortadas en trozos, con una hoja de laurel, y cuando lleven 15 minutos hirviendo, añadimos el bacalao. Dejamos cocer cinco minutos más, colamos y reservamos parte del jugo de la cocción. Trituramos las patatas con un poco de este líquido.

-En una cazuela o sartén honda ponemos un vaso de aceite con dos dientes de ajo, los dejamos dorar y añadimos las patatas y el bacalao troceado muy pequeño. Mezclamos bien hasta que quede una pasta, añadimos 200 ml de nata líquida y un poco de nuez moscada rallada y dejamos enfriar.

-Untar una bandeja que pueda ir al horno con un poco de aceite y cubrimos el fondo con las láminas de boniato, por encima esparcimos con una cuchara una capa de brandada, cubrimos con otra de boniato y repetimos con la brandada, así hasta terminar con una capa de brandada.

-Esparcimos por encima queso mozzarella rallado y unas avellanas de mantequilla. Horneamos hasta que el queso se haya fundido y dorado por la acción de la mantequilla, y ya podemos servir.

Pastelitos de boniato

Del blog La cuina de casa

Ingredientes:
  • 300 g de harina
  • 135 ml de aceite
  • 60 ml de moscatel
  • 25 ml de anís
  • azúcar

Para la confitura de boniato

  • 400 g de boniato cocido
  • 200 g de azúcar
  • 100 ml de agua
  • 1 rama de canela
  • la piel de un limón
Preparación:

-Para hacer la confitura, trituramos el boniato cocido, el azúcar y el agua. Lo ponemos en un cazo, con la canela y la piel de limón, y dejamos cocer a fuego lento durante media hora, removiendo para que no se pegue.

-Para hacer los pastelitos, mezclamos el aceite, el anís y el moscatel y añadimos la harina, hasta conseguir una masa homogénea. Hacemos bolitas con la masa, de unos 40 gramos, y las estiramos con un rodillo sobre una superficie enharinada, para conseguir unos círculos regulares. Ponemos en el centro una cucharada de mermelada de boniato, doblamos la masa formando una media luna y sellamos los bordes con un tenedor, como si hiciéramos una empanadilla.

-Cocemos los pastelitos al horno precalentado a 180º C hasta que estén dorados (unos 30 minutos). Los sacamos del horno y los rebozamos con azúcar.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.