¿TIENES MÁS DE 18 AÑOS?
Google+
Aperitivo Murcia
Actualidad.

El 'aperitivazo' murciano: 5 propuestas imprescindibles

Sergio Gallego13/05/2016

En la zona de Murcia no se entiende el aperitivo como unas entradas para abrir el apetito, sino que es una forma más de comer.

En Murcia no hay medias tintas. Los aperitivos suelen ser ‘aperitivazos’ o grandes almuerzos y no sutiles picoteos para abrir el apetito de lo que poco después sería la comida. Los distintos bares y restaurantes de la zona ofrecen los entrantes como una forma más de comer. Suelen ser en la barra, aunque esto no es determinante para comer de aperitivo, puesto que se utilizan las mesas bajas para llevar a cabo esta divertida forma de comer sin problema alguno, donde, sobre todo, se da pie a la ingesta de una gran variedad de platos.

Murcia no es una Región de consumo masivo de vino o vermut, sino que el clima y los animados aperitivos dan más pie a acompañar los distintos entrantes con cerveza. Con cañas de barril. Aunque tímidamente se va asentando el Jerez y, a su vez, se vuelve a instalar el vermut como alternativas o complemento de la tradicional caña de barril, la mayoría de los aperitivos de Murcia se maridan con cerveza.

En una ruta por Murcia son muchos los bares y restaurantes que se pueden visitar para hacerse una idea de lo qué es el aperitivo murciano, pero hemos elegido cinco sitios imprescindibles para conocer un poco más a fondo cómo se lo montan los murcianos cuando salen de aperitivo. ¡Que aproveche!

Pura Cepa

El restaurante Pura Cepa se ha convertido en parada obligatoria para los amantes del aperitivo. La cantidad de referencias vinícolas en su carta es inabarcable y la introducción de los vinos de Jerez o del vermut en la capital lo ha convertido en un precursor indiscutible en esta sana filosofía de vida. Con una caña o un vino –tiene cinco tipos de vermut en su carta- Pura Cepa ofrece a sus clientes la posibilidad de probar los principales salazones típicos de la Región acompañados de unas buenas almendras marconas fritas.

A modo de tabla de quesos, sobre las medias cañas donde se insertan los pescados para ser secados de forma tradicional, el local dispone las distintas huevas de pescado del Mar Menor –destacan las de mújol y atún– (en la imagen de apertura), mojama, bonito, viso… El aperitivo murciano empieza con los salazones y con las almendras marconas. Después, ya se verá.

Virgen del Mar

Virgen del Mar es uno de los locales más recomendables de toda la Región. No solo por la cantidad de tapas que ofrece para el aperitivo, sino porque éste es uno de los restaurantes con mejor marisco y pescado de la capital del Segura, así como uno de los locales con mejor cuchara.

Sin entrar en el comedor, el restaurante dispone de una barra, una terraza y algunas mesas altas para disfrutar del aperitivo de gran nivel. En este caso, destacamos el ‘tigre’, uno de los bocados más denostados en los últimos tiempos gracias a la comodidad que supone poner productos congelados ya listos para freír.

En Virgen del Mar se sigue haciendo de forma tradicional. Una gran crema de mariscos a base de mejillón, gamba, brandi, verduritas y pimienta que rellena la concha del mejillón y que termina con una segunda capa con una elegante y fina bechamel bien trabajada. Un clásico sencillo y sabroso.

Café Bar

Seguramente, ‘la pecera’ como es conocido por algunos círculos de Murcia, el Café Bar es uno de los tres locales imprescindibles para probar la típica marinera murciana. El bocado es sencillo como él solo, ya que los tres ingredientes que la forman –rosquilla, ensaladilla rusa y anchoa– son tan fáciles de conseguir como efectivo es su resultado.

La marinera o el marinero –con boquerón en vinagre– suele ser el primer bocado contundente del aperitivo. Si la ensaladilla es fresca y equilibrada, la rosquilla crujiente y la anchoa de Santoña, pocos de nosotros nos atrevemos a decir que no a un manjar de tales magnitudes.

En el Café Bar prácticamente solo sirven cañas y marineras, aunque eso sí, las sirven a cientos todos los días. Un bar pequeño, con mucha barra, pero situado en uno de los centros neurálgicos de la capital.

Hermanos Ródenas

Hermanos Ródenas estrenó local hace apenas un año. El nuevo emplazamiento dota al local de un servicio mucho más amplio que el anterior, pero la filosofía de tratar al cliente de un modo cercano se mantiene todavía. Es uno de los mejores locales para el aperitivo por su gran calidad precio e ideal para el aperitivo de tapeo sencillo y para el de celebración especial, ya que dispone de un género de marisco, como la gamba roja de Águilas/Mazarrón, de gran calidad y a unos precios asequibles.

Otra virtud de Hermanos Ródenas es la puesta en marcha de una nueva terraza que conjuga el ambiente distendido del aperitivo murciano al aire libre y el servicio en mesa que ofrece el local. Todo un bar con aspiraciones de restaurante que no descuida el producto que ofrece ni se olvida del precio.

El Jumillano

El Jumillano es otro bar de la periferia del centro de Murcia –se puede ir andando– junto con Hermanos Ródenas que bien merece una visita. Si bien su bacalao rebozado es la bandera culinaria que lo convierte en un imprescindible, la calidad del pulpo, de las empanadillas caseras de atún, las cazuelitas de albóndigas de ternera y cerdo en salsa o las migas –si ha llovido- hacen muy difícil salir por la puerta sin dar buena cuenta de cada uno de ellos.

El filete de bacalao desalado que forma el soldadito de pavía es de gran tamaño, por lo que la jugosidad del interior de la pieza está mucho más latente que en otros bocados del centro. Además, el local tiene su propio vermut casero y su mezcla de vino de Jumilla que venden a granel, como si de una bodega se tratase. Este verano harán una reforma integral y la cara de El Jumillano cambiará para siempre. Seguro que para mejor.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.